NAVEGANTE SOÑADOR.

Foto: Jc.

(Sol, playa, mar y un amor de verano…)

(…Una gaviota viajera).

Soy sencillo marinero,
que busca la eternidad,
el Amor que hay en el cielo,
y la paz de la Soledad.

Voy buscando las estrellas,
para mi barco guiar,
y voy dejando una estela,
por los caminos del mar.

No tengo casa, ni quiero,
ni muelle en que fondear,
me basta con mi velero,
y de puerto, agua de sal.

Una gaviota viajera,
me venía a visitar,
alegrando mis amuras,
con blanco color de cal.

Confundida con las velas,
me observaba al navegar,
y con chillidos de vieja,
rompía mi soledad.

Me anunciaba la aurora,
y se perdía en el mar,
buscando sus peces frescos,
buscando su libertad.

Con que envidia la miraba,
cuando se echaba a volar,
con qué ilusión esperaba,
para verla regresar.

¿Que sientes?, le preguntaba,
¿cuándo allá arriba estás?
y sus ojos respondían:
Solo veo cielo y mar.

Fueron pasando los días
y me llegué a acostumbrar,
a su presencia de plata,
a su intrigante mirar.

Pero llegó una mañana,
en que no se fue a volar,
tenia los ojos tristes,
hasta… parecía llorar.

Nos miramos en silencio,
sabiendo qué iba a pasar,
sin preocuparnos del viento,
del rumbo, ni del lugar.

Cayendo la atardecida,
se oyó otra gaviota chillar,
mi gaviota me miraba,
y yo, no quería… llorar.

Paso el tiempo…, alzó el vuelo,
dio dos vueltas, y al final,
con chillidos y aleteo,
se fue para no regresar.

Sigo siendo marinero,
que busca la eternidad,
pero cuando miro al cielo,
voy buscando una gaviota.

Una gaviota especial,
¡que se pose en mi velero!,
¡que rompa mi soledad!,
¡que chille al viento y al cielo!

y me acompañe al navegar.

¡Que son muchos los caminos,
porque es inmensa la mar,
y no quiero hacer el viaje,
en eterna soledad!

¿Quien diría marinero,
que una gaviota del mar,
un simple trozo de cielo,
pudiera ser algo más?

¿Quien diría marinero,
que el compartir es amar,
y que el decir ‘te quiero’
significa Libertad?

Y que dormir al abierto,
dos cuerpos en unidad,
eleva el alma al concierto,
de la última inmensidad.

¿Quien diría marinero,
que aquella tu libertad,
orgullosa frente al viento,
se pudiera doblegar?

y cayera ante la brisa,
suave y tersa del volar,
ante la tenue sonrisa,
de un ligero planear.

…Una gaviota viajera,
me venia a visitar,
alegrando mis amuras,
con blanco color de cal…

AZUL DE SENTIDOS.

Foto: Jc.

Azul siempre.

Se lleva el aire trozos de sentido, como el alba se lleva la noche, mientras recuerdo como las olas rompen en la playa y regresan los luceros al olvido, consentido, de los cielos sin reproche.

Y en ese girar ligero que se esconde, entre el lienzo y el pincel ociosos, entregados sin tiempo a la pasión de los colores, recuerdo ese azul, azul, que reposa entre tus ojos.

Son trozos de sentido, de un alba que recupera la memoria, un boceto borroso que se extiende entre las nubes, un recuerdo, un regalo del pasado, una luz para el presente y un tesoro que me guardo.

ALBA.

(El cielo despierta).

Nubes rojizas,
cielo amarillo,
perfil oscuro,
de la montaña,
así es el cielo,
cuando se levanta.

Un triste azulado,
que quiere ser luz,
difumina la noche,
pintando su mancha,
de blanco y de azul,
aparece el Alba.

Los tonos velados
se van dibujando,
contornos difusos
y oscuros se aclaran,
por un disco rojo
que caldea la mañana.

El sol es la vida,
la tierra, la casa,
el cielo es sombrero,
la fuente del agua,
amanece la luz,
y calienta el alma.