PEQUEÑA HISTORIA DE VIDA.

Foto: Jcm.
En el día de mi cumple, no está de más tomárselo con humor¡¡
 

PEQUEÑA HISTORIA DE VIDA.

(Pepito y Cia.).

 
Ayamonte, casi en fiestas,
vibraba en tal ocasión,
que a la hora de la siesta,
estaba naciendo yo.
 
¡Canela en rama!, … dijeron,
(cause tanta admiración,
como una cuesta de enero,
larguirucho y pellejon.).
 
Seis de diciembre, ¡No miento!,
fue el día que me alumbró,
del año mil novecientos ..
cincuenta y cuatro … ¿o no?
 
… yo de entonces no me acuerdo,
con toda la precisión,
pero mi padre con tiento,
en el Registro lo anotó.
 
Tras Navidad, vino Reyes
y mi padre, previsor,
trajo caballos y trenes,
tebeos y un pistolón.
 
Había que ver a mi madre,
preguntarle, ¡con razón!,
… si se creía mi padre,
que yo ya era mayor … .
 
La risa no se aguantaba,
en aquella habitación,
doce cajas apiladas
y en medio la cuna y yo.
 
Y fue transcurriendo el tiempo,
a base de biberón,
desarrollando el cerebro,
al tiempo que algún chichón.
 
Con once meses, ¡ya estaba!
corriendo de tropezón,
jugando con la criada,
a los indios y al balón.
 
Con el año sin cumplir,
saludaba sin distinción,
al que veía por aquí,
por allá o de refilón.
 
Don Pepito, me llamaban
y armé tal revolución,
que cuando me paseaban,
la gente … salía al balcón.
 
Hasta un Alcalde, sincero,
me dijo en una ocasión,
¡El padre no es carpintero!,
… ¡pero el chico es un listón!
 
…Tiene aire de …¿payaso?,
…porque feo, es ¡un montón!,
pero es gracioso el muchacho,
¡… con esa nariz de porrón!
 
¡… Que porte!, ¡…qué dignidad!,
parecía un señorón,
con el gorrito de lana,
… ¡sin sombrero, ni bastón!
 
.
Autor: José Cruz Millana (JotaCé)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

20 − ocho =