Castillos del Aire.

Imagen cortesía de F. Pino

Imagen F. Pino

(En tierra de nadie)

Imagínate la tierra, solo la tierra
una extensión plana,
desolada y estéril,
esmaltada de lomas,
en las que brilla el cuarzo,
trocitos de la explosión de una estrella.

Colinas acanaladas que recuerdan,
las estrías de la piel,
ajada, envejecida,
las arrugas del cuello,
estirado de una anciana,
las señales del arado cuando siembra.

De Pinsoro a Sancho Urriaga y la Cruceta,
pedaleando por pistas llanas,
de arcilla blanca,
embriagado por La Nasa,
y los Rincones de Tripazul,
descubriendo la Blanca Baja, por la derecha.

Tres cabezos que al terreno se aferran,
tres hermanos,
de polvo y barro,
y al raso una balsa,
llena de patos,
y de raíces que desde el agua se elevan.

El cabezo de Cortinas oculta la acuarela,
la magia esculpida,
del perfil del viento,
escultura del cierzo,
en molde de arcilla,
inestable, agrietado y hermoso Castildetierra.

… No tengo palabras …, Castildetierra,
perseguido por las grietas,
del Barranco Grande,
una laja aplanada,
es mesa del aire,
… Castildelaire … , que al aire encierra,

Por el Paso de las Vacas se atraviesa,
el Barranco Grande,
hendidura del desierto,
que conduce hacia Egüarás,
Vedado y valle,
Castillo de Peñaflor, risco de almenas.

Sanchicorrota, las Rallas, Pisquerra,

Bardenas del alma,

desierto anacoreta que el tiempo altera.

4 opiniones en “Castillos del Aire.”

  1. Pues no conozo ese parque ni sospeche una tierra tan esteril en navarra. ¿Tu si? Lo viste asi de bello? Dan ganas de ir con tu descripcion incluido… ¿el embalse de patos?

  2. La primera vez que visité este paisaje me quedé impactada y envuelta por sus formas casi irreales y fantásticas. Lo has descrito muy bien. Un poema hermoso y visual.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cuatro × tres =